Por decir algo


Esta sección, denominada «Por decir algo», es un blog de reflexión personal que traduce mi pensamiento a breves notas con la finalidad de compartirlas y poder generar, con usted, intercambios de conocimientos, ideas y criterios.

Para Nicaragua el tiempo es hoy

15 abril, 2014

Es hora  (el tiempo es hoy) que pensemos en el país que queremos, postergar esa  responsabilidad es hipotecar el futuro de la Nación,  nuestro futuro  a cambio de  la nada.  Una  de  las tareas básicas de todas las fuerzas implicadas en la vida política del país es  crear  un  espacio natural  (no  forzado) de  diálogo  en  donde todos  los sectores políticos,  sociales, económicos, sindicales, académicos, entre  otros, puedan tejer un consenso mínimo para la creación de  una  voluntad y decisión política  nacional en  la creación de un Estado moderno con sus respectivas instituciones democráticas, reglas del juego claras (o teniéndolas, decisión de respetarlas) y una nueva cultura política y jurídica o bien, un nuevo sistema político. Pero todo ello, bajo el escrupuloso consenso social.  Mientras  no  haya  un  consenso y decisión política  para crear  una  institucionalidad moderna y democrática que  el país necesita, Nicaragua continuará caminando en un sendero confuso y errático, sin perspectivas de futuro, asfixiándose en sus propias contradicciones y errores, y condenada a la miseria moral y económica.


El valor de la Constitución Política

16 marzo, 2014

La Constitución Política es un símbolo integrador de  un país, en la medida que a su sombra, y no al margen,  se desenvuelve el dinamismo de la comunidad. Esta función es producto de una conciencia que entiende que la dialéctica política no debe rebasar los cauces del Estado de derecho,  y que tanto los derechos y libertades constitucionales, como el funcionamiento de los poderes públicos constitucionales, deben moverse dentro de aquél, es decir, dentro del marco integrador de la Constitución Política, límite para un  poder abusivo.