Respetar el disenso, La Prensa, 9 de agosto de 2013

Sin seguridad jurídica no hay crecimiento económico y el Estado se vuelve policial

Ramón H. Potosme

No se puede construir un país en el que nadie puede expresar sus diferencias, expuso el jurista y exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Sergio Cuarezma Terán, durante su participación en el VI Congreso Centroamericano de Ciencias Políticas que se desarrolla en Nicaragua.

Cuarezma disertó sobre la importancia de la justicia como presupuesto para el desarrollo de los derechos humanos y económicos.

El jurista señala que en la sociedad nicaragüense se mantienen características de gobiernos del pasado que promueven el desmantelamiento de la sociedad civil, el castigo al disenso, la exclusión de las personas, la supresión de los poderes de Estado, eliminado así los pesos y contrapesos requeridos en la democracia.

Para Cuarezma, un sistema constitucional por sí mismo no garantiza que el poder actúe democráticamente. Para ello se requiere de una voluntad de la sociedad además de la responsabilidad para quien ejerce el poder en el momento.

“Aquí, piensas diferente y te corren de tu trabajo. ¿Cómo podés construir un país castigando el disenso?”, cuestionó Cuarezma, para quien un poder judicial democrático es esencial para el desarrollo de un país.

Al respecto reiteró que un poder judicial democrático no se logra si no hay una decisión política que así lo desee.

SEGURIDAD JURÍDICA

“Solo puede existir seguridad jurídica donde los ciudadanos saben con exactitud lo que el Estado puede hacer y los ciudadanos saben lo que ellos pueden hacer”, indicó Cuarezma.

El jurista resaltó la importancia de la seguridad jurídica con el crecimiento económico. Explica que sin Estado de derecho se cae en un estado policial, causando daños al crecimiento de la economía.

“Nadie invierte sin seguridad y, cuando lo hace en condiciones de inseguridad, la compensa con réditos desproporcionados en relación con la inversión”, expresó Cuarezma.

Junto con Cuarezma estuvo la exposición de José Figueroa, de México, sobre la compatibilidad económica e identitaria yucateca y su relación con el espectro ideológico centro-derecha. Esto era parte de uno de los páneles del VI Congreso de Ciencias Políticas que se desarrolla en la Universidad Americana (UAM) y es, entre otros, auspiciado por LAPRENSA.

Cuarezma fue el único magistrado que se retiró el 5 de agosto del 2010, es decir, 19 meses antes de concluir su periodo (dejando todas las prerrogativas del cargo), en protesta por la permanencia ilegal de abogados que seguían usurpando el cargo de magistrados con base al decreto ilegal 03-2010, firmado por el presidente inconstitucional Daniel Ortega.

Recuperado de La Prensa


 

Comentarios