Cuarezma no se acoge al decretazo, La Prensa, 28 de marzo de 2012

Es el único que respetó la Constitución

César Ubeda B. y Martha Vásquez

La Corte Suprema de Justicia, a partir de ayer, quedó integrada por ocho magistrados constitucionales y seis de facto. Ya no están Guillermo Selva (q.e.p.d.) y Sergio Cuarezma Terán, quien cumplió el mandato constitucional y entregó una carta al despacho del presidente de la Asamblea Nacional agradeciendo la oportunidad que le brindaron al elegirlo como magistrado el 28 de marzo de 2007, cuyo período de cinco años venció este 27 de marzo.

La jefatura del sistema judicial amaneció con jefes de facto: Alba Luz Ramos es la presidente de facto de la CSJ desde hace meses. Al fiscal general de la República, Julio Centeno Gómez y la fiscal adjunta Ana Julia Guido, se les venció el período ayer y decidieron acogerse al decreto presidencial para permanecer en sus cargos. En tanto la jefa de la Policía Nacional, Aminta Granera, también está de facto en la jefatura desde hace meses por órdenes expresas del presidente inconstitucional violando las leyes del país sobre la materia.

“Expirado mi cargo el día de hoy (ayer) deseo agradecer sinceramente a usted y diputados y diputadas ante la Asamblea Nacional por los votos que en su momento recibí de apoyo para que ocupara tan alto y digno cargo, y no dudo haber cumplido con la juramentación de respetar a la Constitución Política y las leyes”, indica la carta del exmagistrado Cuarezma Terán.

En la carta el exmagistrado Cuarezma Terán explicó que cuando se retiró de la CSJ a partir del 6 de agosto del 2010 —durante un año y siete meses— no ejerció jurisdicción, devengó salario ni recibió ningún otro beneficio propio del cargo.

“La razón: la alteración de la voluntad del poder constituyente, respecto a la constitución e integración de la institución que a la fecha presenta una delicada disfunción, ya que la prescripción del mandato de algunos magistrados no se ha sustituido ni renovado por el órgano legislativo, único constitucionalmente facultado para hacerlo”, razonó en su carta.

MANDATO CONSTITUCIONAL CLARO DE CINCO AÑOS EN EL CARGO

—Hoy expira su cargo como magistrado de la Corte Suprema de Justicia. ¿Usted se va a acoger al decreto emitido por el poder ejecutivo para permanecer en dicho cargo en tanto la Asamblea Nacional no elija a los nuevos funcionarios?

Cuando me eligieron magistrado mi mandato fue sumamente claro; desempeñar la magistratura de la CSJ por cinco años. Así lo expresa la propia acta de juramentación de la Asamblea Nacional y la constancia emitida por la secretaria de la CSJ que, en aquel entonces, decía que hoy expiraba mi cargo.

Las reglas estuvieron claras desde un inicio, hoy me toca retirarme y con mucha satisfacción, lo hago sabiendo que he cumplido a la Constitución y, por tanto, al pueblo nicaragüense, a quien nos debemos los servidores públicos.

NO IMPERÓ PRINCIPIO DEL JUEZ PREDETERMINADO

—¿Podría explicar por qué se retiró de sus funciones como Magistrados de la CSJ a partir del 6 de agosto del 2010?

Me retiré porque la jurisdicción de la CSJ no se desarrollaba en el marco constitucional y porque no imperaba el principio del juez predeterminado por la Constitución (juez nombrado por la Ley), es decir el magistrado funge dentro y no fuera del período que la misma determina, fuera de ese razonamiento constitucional estamos ante la “nada”.

No podía hacerme de la vista gorda o simular que no pasaba nada y cobrar el cheque todos los meses y ser indiferente al desmantelamiento institucional. Mis principios y valores no me lo permitían. Todo es mejor cuando se cumplen las reglas previas, una vez que te desvías de ellas, no sabés hacia dónde vas, pero lo cierto es no esperés nada bueno, ni llegar a un buen lugar.

1332952549_CORTE DEFACTAREENCAUSAR AL PAÍS AL ORDEN CONSTITUCIONAL

—¿Cuál es la solución a esta crisis institucional?

Reencausar al país al orden constitucional y esto pasa obligatoriamente por el hecho de que la Asamblea Nacional, como representante de la voluntad popular y soberana, nombre a nuevos o ratifique en sus cargos a los magistrados que se las ha expirado el cargo y evitar estas crisis recurrentes que erosionan la imagen del país y fortalecen la idea de que invertir en el país es un riego, esto no es bueno para nadie.

—¿Si la oposición lo propone como candidato para ocupar un cargo en la CSJ, usted aceptaría?

En el supuesto de que la oposición, el Gobierno o la ciudadanía a través de las organizaciones civiles me llamaran para asumir un cargo público no puedo evadir la responsabilidad de servir al pueblo, con mucho gusto lo asumiría, siempre y cuando sea en el marco constitucional y con la finalidad de reencausar a nuestro país al orden constitucional y legal, y con visión de nación.

PRESIDENTE DE FACTO DE CSJ SE MANTENDRÁ EN EL CARGO

Mientras tanto la exmagistrada Alba Luz Ramos aseguró que se mantendrá en su puesto en la Corte Suprema de Justicia, porque considera que el artículo 201 de la Constitución Política de 1987 (resucitado en el 2009) no ha sido derogado, por tanto mientras la Asamblea no nombre a los nuevos funcionarios o la ratifiquen, seguirá fungiendo como magistrada.

“Yo no llevo la cuenta de cuándo se vence. La Constitución es la Constitución y esta no se autoderoga, yo ya lo he dicho mil veces, en el 2010 cuando la crisis de la Corte, lo expliqué que los artículos de la Constitución para derogarlos requieren de un proceso especial que la misma Constitución establece que además en dos legislaturas y eso no se ha hecho”, dijo Ramos.

En el 2010 se le venció el período al doctor Rafael Solís, Armengol Cuadra y Dámicis Sirias, quien ahora está fuera por problemas de salud, pero está acogido desde diciembre del 2010 al derogado artículo 201. Por tanto, serán seis magistrados de facto en el poder judicial.

El magistrado Marvin Aguilar, vicepresidente de la Corte, expresó que el vencimiento de cargos no les preocupa porque sus colegas, aunque se les venza el período, inmediatamente se vuelven magistrados constitucionales por la vigencia del 201, “con el 201 todo seguirá normal”, recalcó Aguilar.

A los doctores Juana Méndez, Iván Escobar Fornos y Sergio Cuarezma, también ayer se les vencieron sus cargos en la CSJ para los que fueron elegidos por la Asamblea Nacional.

Estado de Derecho de espejismo

Para el doctor Alberto Novoa, exprocurador de la República, esta situación viene a “empantanar más a Nicaragua en ilegalidades”, porque desde hace dos años se vive en un “Estado de Derecho de espejismo”. “Todo lo que esté fuera de la Ley es ilegal. Nosotros vivimos un Estado de derecho de mentira es como una especie de espejismo.
Nos hacen creer que estamos en un Estado de derecho, pero cuando analizamos fríamente vemos que estamos al margen del derecho, o sea ilegalmente”, expresó Novoa.

El abogado agregó que los magistrados se agarran de un artículo que ya fue derogado por sí y ante sí, para seguir actuando de forma irregular. “No es extraño que justifiquen su presencia en la Corte, porque ya tenemos dos años de tener un espejismo de Estado de Derecho, cuando se les vencieron los cargos a los funcionarios.

Nos hacen creer que estamos dentro de la norma, de que están actuando jueces, magistrados, cuando realmente están funcionando las personas que dentro de la propia norma no cumplen con los requisitos que ella establece”, explicó el jurista.

Recuperado de La Prensa


 

Comentarios